Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

Bernhard-Osers-Hémery

Morir en Miami

 

Cuando Manuel Moreno Fraginals* pidió asilo político en Miami, en 1994, los políticos de la isla no se asombraron. Conocían, desde hacía años, el malestar del historiador, sus reiteradas y cada vez más públicas objeciones a un gobierno que, a su entender, amenazaba con destruir la riqueza cultural y económica de Cuba. Los que sí se sorprend ieron fueron sus colegas de adent ro y afuera, los inte lectuales y académicos que, mientras residió en La Habana, lo veneraron como a un gurú, pero que, en cuanto se exilió, le dieron la espalda. ¿Cómo podía el autor de El Ingenio, el marxista flexible y heterodoxo de La historia como arma, irse a vivir a Miami?

 

Rafael Rojas

Morir en Miami Rafael Rojas

Entrevista a Manuel Moreno Farginals

 

Entrevista originalmente publicada con el título de “Entrevista a Moreno Fraginals” en Cuadernos de Nuestra América, III (6): pp. 293-309, julio-diciembre de 1986, Centro de Estudios sobre América, La Habana, Cuba. Reproducida con el título de  “Manuel Moreno Fraginals: uma historiografia marxista contra o dogmatismo” en Estudos Avançados vol. 3, n. 6, pp. 133-145, mayo-agosto de 1989—de donde la reproducimos, con las correcciones tipográficas y ortográficas del caso—, publicación del Instituto de Estudos Avançados da Universidade de São Paulo, institución cuyo primer profesor visitante extranjero fue Manuel Moreno Fraginals. La reproducción de esta entrevista en Estudos Avançados tuvo lugar poco después de la publicación en Brasil de la primera edición en portugués de El Ingenio. Complejo económico social cubano del azúcar (véase O Engenho Complexo Econômico-Social Cubano do Açúcar, v. I y 1989 v. II, III, por Editora Hucitec/Unesp) y de la visita de Moreno Fraginals a Brasil a fin de coordinar una reunión de la UNESCO con miras a la preparación de una colección sobre historia de América y el Caribe.

Manuel Moreno Franigals / Alfredo Prieto Gonzlez

El oficio de historiador según Manuel Moreno Fraginals

Si se repasan los obituarios, semblanzas y testimonios publicados tras el fallecimiento de Moreno, sorprende la variedad de rasgos y cualidades que quienes lo conocieron apreciaban en su persona. Generoso, entusiasta, halagador, grandilocuente, apasionado, veleidoso, estilista, galante, fantasioso, transgresor, son solo algunos calificativos tomados al vuelo de un inventario muy nutrido, en el cual también se pondera su excelencia profesional, su leal amistad, su fino humor, su elegancia y hasta su atractivo dandismo. Entre esos y otros atributos, hay uno que a nuestro juicio resulta clave para comprender la trayectoria de este autor: la inquietud. 

Oscar Zanetti Lecuona